Poner en valor tu marca para hacer crecer tu negocio retail.

¿Cuántos negocios hay en tu ciudad que vendan productos similares a los tuyos? ¿Es tu tienda más de lo mismo? ¿Quieres seguir siendo un negocio marca blanca?

Estas son las preguntas que le hicimos a una clienta que consideraba que no necesitaba trabajar en su marca para mejorar su punto de venta.

Pero poner en valor tu marca es el primer paso si quieres ofrecer una experiencia de cliente memorable en tu tienda.

Ante un mercado sobresaturado y un cliente cada día más exigente, la tienda del futuro apuesta por la diferenciación.

Nos hemos encontrado con empresarios que sienten que sólo pueden atraer clientes a su local bajando sus precios. Pero creo que estarás de acuerdo en que una tienda pequeña o una pyme tienen poco margen para competir por precio contra una multinacional o el mercado online.

Además de tener una clara orientación al cliente y un producto impecable, la mejor forma de destacar  y encontrar tu lugar en un mercado ultracompetitivo pasa por comunicar y poner en valor aquello en lo que tu negocio es único y especial.

Hoy día una marca es elegida sólo si es capaz de conectar emocionalmente con el consumidor. 

Y es que una marca no es un logotipo. Una marca es la huella que dejas en el otro. Es un concepto global que representa tu personalidad, tu identidad y tu manera de hacer las cosas. 

Si tu intención es hacer crecer tu negocio retail, tienes que enamorar a tu cliente. Y para eso tienen que pasar cosas emocionantes en tu local.

ES EL MOMENTO DE PONER EN VALOR TU MARCA.

¿Cuáles son tus valores? ¿Cuál es tu historia? ¿Qué te diferencia? 

Poner en valor tu marca es comunicar lo que eres conectando emocionalmente con las personas que están al otro lado. 

Se trata de comprender cuál es tu identidad y la manera en que haces las cosas. De encontrar tu “voz”, las sensaciones, colores o aromas que quieres evocar. De tener claro cómo quieres hacer sentir a tu cliente.

LA TIENDA EMOCIONAL. LA TIENDA QUE HACE SENTIR.

Tu local es un catalizador de tu marca. Un soporte a través del cuál comunicas quién eres.

Tu tienda es el lugar donde interactuar con el cliente, donde emocionarle, donde construir un vínculo duradero con él. 

¿CÓMO EXPRESAR TUS VALORES DE MARCA EN EL PUNTO DE VENTA?

El diseño del espacio comercial debe ser coherente con tus valores de marca y estar al servicio de la experiencia de compra que espera tu cliente ideal.

¿Pero cómo puedo hacer para transmitir mi marca en mi comercio? ¿Cómo conecto con mi cliente? ¿Cómo cumplo sus expectativas durante la compra?

Vamos a poner un ejemplo 😉

Imagina que tienes una papelería.

Tus valores de marca son profesionalidad, frescura e independencia.

Tu cliente ideal es un emprendedor, joven, seguro e innovador.

Tu especialidad son los productos de papelería de diseño independiente, cuidados y de calidad.  

¿De qué manera tu punto de venta podría ser coherente con tus valores y a la vez ofrecer una experiencia de cliente fascinante ?

Un buen planteamiento de diseño para tu tienda podría ser centrarse en el valor de independencia fomentando la autonomía en el proceso de compra con un espacio abierto y minimalista que permitiese al cliente moverse cómodamente por el local. Para facilitar la localización de los productos, podría plantearse una zonificación con espacios diferenciados con señalética de colores según la categoría de producto. 

Podría plantearse un corner específico al que dirigirse cuando se necesitase la asistencia del personal de la tienda para recibir asesoramiento o adquirir un servicio adicional, teniendo en cuenta que queremos ser un negocio innovador y profesional

Completaríamos la experiencia de compra con una estrategia sensorial que evocase frescura mediante los materiales, los colores, la iluminación e incluso los aromas y sonidos, ensalzando este valor de marca para conectar con tu cliente ideal.

Aunque por supuesto en un caso real debería hacerse un estudio pormenorizado para encontrar la mejor solución, en este ejemplo se plantea un negocio retail que es fiel a sus valores de marca y los comunica en el punto de venta, y a la vez tiene muy en cuenta cuáles son las necesidades de su cliente y cómo éste quiere sentirse.

Y es que hoy día una persona que entra en tu tienda no quiere sólo comprar. Hay opciones como internet que te permiten comprar más rápido, fácil e incluso más barato.

El cliente que entra en tu tienda está buscando que le aportes algo más. Quiere tocar, sentir, recibir asesoramiento o disfrutar. 

Una tienda que no ofrece nada nuevo, que no piensa en el cliente, que no emociona, está abocada al olvido. Por eso tu negocio tiene que ser una experiencia fascinante en torno a tu marca.

¿Qué transmite tu marca? ¿Están tus valores presentes en tu local? ¿Estás aportando esa experiencia memorable que tus clientes quieren?

FacebookTwitterPinterest

Deja un comentario