La importancia del packaging para tu negocio.

En estas fechas he vuelto a plantearme la importancia del packaging para un negocio.

Animada a comprar en las tiendas de mi barrio y apoyar el comercio local, me acerqué hace un par de semanas a una librería a comprar un libro para un familiar, y me sorprendió que cuando les indiqué que si lo podían poner para regalo me dijeran que no era posible.

Que no envolvían para regalo.

Deduzco que la decisión de no envolver o empaquetar las compras fue tomada para ahorrar costes. Pero no dejo de pensar que si quieres destacar entre la competencia, es una inversión que merece la pena.

A día de hoy una pequeña librería de barrio compite no sólo con otras librerías en su zona, sino además con los supermercados, con los kioskos, con librerías de la envergadura de Fnac y Casa del Libro vendiendo offline y online y, aquí viene lo peor: con Amazon.

¿Crees o no que empaquetar de forma cuidada tu producto es una forma de aportar un valor diferencial a tu cliente?

No se trata sólo de envolver para regalo sin más, si no de embalar tus productos de manera cuidada. Ya sea disponiendo de bolsas – a ser posible, reutilizables- con tu imagen de marca, o de paquetes o cajas corporativas que permitan guardar y portar de manera especial cualquiera de tus productos.

Pero, ¿para qué sirve un buen packaging?

1.

REFUERZA TU MARCA Y TRANSMITE CONFIANZA

Si quieres que tu negocio sea percibido como un negocio diferenciador y de confianza, expresa los valores y la identidad de tu marca en el packaging, a través de tus colores corporativos, tu logotipo o un mensaje emocional que enamore a tu cliente. El packaging es un embajador de tu marca allá donde va.

2.

DA VALOR A TU PRODUCTO

Piensa en una joyería donde se realizan piezas labradas a mano, ¿Imaginas entregar una de estas valiosas piezas en una bolsa de plástico blanca? No, ¿verdad? 

Si vendes un producto de calidad único, artesanal o de diseño, el packaging debe ser acorde al valor de ese producto y ensalzarlo. 

3.

FIDELIZA A TU CLIENTE

Entregar a tu cliente lo que acaba de comprar en un embalaje cuidado es una manera de fidelizarle y conectar emocionalmente con él. En este momento tienes la oportunidad de demostrar tu cuidado en los detalles y tu agradecimiento por haber confiado en tu negocio.

4.

AYUDA A VENDER

Crear paquetes personalizables para llevar o regalar es una manera atractiva de presentar tu producto y facilitar la decisión de compra. 

Imagina que tienes una pastelería y quieres vender galletas caseras. Si las empaquetas en bonitas cajas corporativas donde haya serigrafiado un mensaje emocional, por ejemplo “Para la persona más dulce”, ¿Es o no más probable que el cliente las compre para regalar a alguien de su entorno, que si tiene que pedirlas al peso y entregarlas en una bandeja de papel normal?

 

Entregar tu producto en un packaging cuidado es una manera de diferenciarte y fidelizar a tu cliente.

Incluso en el caso de empresas que no venden productos sino servicios, entregar un presupuesto o documentación en una carpeta corporativa genera confianza en tu cliente. Porque cuando dispones de una marca y la expresas en cada detalle, transmites solidez y profesionalidad.

Si quieres hacer crecer tu negocio, es imprescindible orientarte al cliente y cuidar los detalles. ¿Te has planteado ya cómo mejorar la forma en que entregas tu producto?

FacebookTwitterPinterest

Deja un comentario